DSC_0451

Por Emilio

 

 

Cuando todos empezamos en el mundo del audio vemos muy lejos tener entre nuestras manos a los tope de gama de las diferentes marcas. Hoy tengo el placer de presentaros uno de los auriculares de referencia dentro de este mundo, y que para muchos ha conseguido llegar a llenar ese vacío que otros auriculares no han podido, estoy hablando por supuesto de los Sennheiser HD800. Han pasado un par de años desde que los probé por primera vez y mi percepción de lo que era un auricular de referencia top cambio por completo, hasta que fueron míos y pude comprobar todo su potencial  y rendimiento durante estos últimos meses.

 

Quiero agradecer a nuestro amigo Manu de HD Systems en Vigo que hiciera posible esta review, quien me dio todas las facilidades para poder conseguir probar y tener en casa estos tremendos auriculares, que no dejan indiferente a nadie que los pruebe.

 

Por contar un poco de estos auriculares, Sennheiser dio el salto a estos tope de gama en el CES de 2009, después de tener durante muchos años arriba de todo sus archiconocidos HD650/600, rompiendo moldes y sacando unos auriculares que se salían, estéticamente sobre todo, de lo que realmente estamos acostumbrados a ver. Fueron rompedores, atrevidos y controvertidos, pero actualmente su reputación esta fuera de toda duda y pocos son los que discrepan de su soberbia calidad de sonido.

 

Desembalaje y Presentación:

 

DSC_0422

 

La presentación de estos auriculares esta a la altura de su fantástico rendimiento y sonido: vienen en una caja de cartón duro, que los protege perfectamente y que abre en forma de concha con unas bisagras en la parte superior de la caja. Una vez abierta esta, nos encontramos los HD800 sobre una espuma recubierta de tela brillante con un molde para que encajen a la perfección, y justo en la parte inferior de la caja el cable de los mismos. Una manera simple y bonita de mostrarnos desde un primer momento todo lo que estos auriculares incluyen en el interior de esta caja, aunque habría estado bien algo mas de originalidad, ya que siendo unos auriculares top, tienen la misma presentación que los HD650, anteriores flagship de la marca, lo cual repetirla me parece conservador teniendo en cuenta lo que se han arriesgado a la hora de construir estéticamente estos HD800, por tanto no encaja mucho una cosa con otra.

 

Calidad de Construcción:

 

La apariencia de los HD800 puede parecer algo más endeble que la de otros auriculares que compiten con ellos debido a que los ingenieros buscaron con ello una mayor ligereza y comodidad de estos para escuchas largas. Las copas son difíciles de describir en materiales porque en esta pequeña gran obra de ingeniería los chicos de Sennheiser han puesto toda la carne en el asador: La estructura principal esta construida de aleación metálica ligera dentro de la cual se aloja la rejilla del driver, el propio driver y una estructura de plástico negro con una fibra sintética que crea un pabellón enorme para nuestras orejas una vez puestos. Además cada copa lleva una conexión directa al driver para el cable, mediante un plug construido y diseñado por la propia marca alemana, y que hace muy fácil reemplazar el cable de tener algún problema con el o simplemente querer probar otros.

 

Los pads de los HD800 son finos y con un acolchado perfecto, forradas en velour, que los hace comodísimos y consiguen dar poco calor. Por ultimo vayamos con la diadema, que le da forma una lámina metálica, y que en su punto superior se puede ver el número de serie del auricular grabado y las típicas marcas de posición para la colocación adecuada de la diadema según cada uno. Esta, esta recubierta de unos acoples de plástico ligero donde se alojan los reguladores de medida para la diadema y además lleva insertada una almohadilla del mismo material y forro que el de los pads, consiguiendo un encaje increíble una vez puestos. Por tanto en cuanto a la construcción, pueden gustar mas o menos por su diseño futurista, pero no cabe duda que la estructura y calidad de materiales esta a la altura de su precio, aunque como todo tiene pegas y una de ellas es la dificultad que conlleva cambiar las almohadillas una vez están gastados, cuestión que creo es importante dar facilidad en unos auriculares tan caros, y Sennheiser la ha pasado por alto, cosa que no ocurría en los HD650/600.

 

DSC_0447

 

Mención especial merece el cable de los HD800, que para mi gusto es uno de los mejores cables que existe en cuanto a flagships de otras marcas: tacto increíble, gordito pero bastante maleable, robusto y bien acabado, revestido de una funda textil negra y con una presencia formidable, para mí un 10 en este aspecto. He probado varios flagship de otras marcas como son los Shure SRH1840, Beyerdynamic T1 Tesla, AKG K812, Audeze LCD3, y con diferencia los Sennheiser tienen el mejor cable en cuestión de acabados y calidad.

 

Datos Técnicos:

 

Características

  • Auriculares estéreo, dinámicos, circumaurales, abiertos.
  • Audición natural: campo sonoro más realista con una resonancia mínima.
  • Cuentan con los transductores de mayor tamaño usados en audífonos hasta la fecha, con un diseño innovador y dinámico.
  • Auriculares descubiertos por motivos acústicos y estéticos.
  • Almohadillas hechas con una tela de microfibra de alta calidad.
  • Diadema metálica con amortiguador interno.
  • Cable simétrico especialmente diseñado con adaptación de la impedancia y baja capacitancia.
  • Conectores especiales de gran precisión para los auriculares.

 

Especificaciones

  • Respuesta de (audio) frecuencia (audífonos): 14 – 44,100 Hz (- 3 dB)
  • Principio del transductor: Dinámico, abierto
  • Impedancia nominal: 300 Ω
  • Nivel de presión del sonido (SPL): 102 dB
  • THD, distorsión armónica total: ≤0.02 % (1kHz/1Vrms)
  • Presión de contacto: 3.4 N (± 0.3 N) aprox.
  • Acoplamiento al oido: Circumaural
  • Peso sin cable: 330 g
  • Jack conexión: ¼” (6.3 mm)
  • Longitud del cable: 3m

 

Calidad de Sonido:

 

Llegamos a lo más importante de esta review, como suenan estos Sennheiser HD800. He tenido el placer de probar estos auriculares con multitud de compañeros que van desde lo portátil de un Astell & Kern AK120 o un Cypher Labs Theorem 720, pasando por estacionarios como el Erzetich Perfidus y terminando por un gran DAC/Amp como el Burson Conductor SL, por tanto en este apartado intentare hacer también una síntesis de sus sinergias, ventajas y contras respecto del amplificador usado y los principales rivales que he tenido el gusto de juntar en el estudio durante alguna ocasión. Tampoco me quiero extender mucho aunque si creo que es importante hacer esta parte con la mayor precisión y detalle posible, o dicho de otra manera, al mas puro estilo “Sennheiser HD800”.

 

2013-11-02 16.37.39

 

DETALLE:

La definición y precisión de este auricular en matices de apreciación difícil es increíble, por encima de lo que normalmente estamos acostumbrados, lo cual puede ser un problema o totalmente lo que uno busca. El equilibrio que mantienen los HD800 es fantástico y hace que prime la calidad de detalle en las tres frecuencias algo no muy fácil, pero que consiguen en la marca alemana con un perfil neutral que aporta esa naturalidad de la que muchos auriculares carecen y  no deja disfrutar totalmente de la música. La amplitud de escena es la mayor que existe a día de hoy en un auricular, y la separación instrumental una de las mejores si bien para mi gusto se ve un poco superado por los AKG K812 (que veremos próximamente aquí en Old&NewSound), los Beyerdynamic T1 Tesla (junto al amplificador Beyerdynamics A1 exclusivamente) o los Audeze LCD3. Creo que en términos de dinámica y timbre son espectaculares con transiciones en el medio grave muy buenas pero quizás algo mejores en el medio agudo. Creo que en conjunto en este apartado están entre los tres mejores auriculares por debajo de los 2000 euros.

 

GRAVES:

Venimos acostumbrados a que Sennheiser tenga unos graves calidos e presentes que hacen que el auricular gane una profundidad digna de mención, consiguiendo una escena alargada mas que ancha. En este caso los HD800 se salen de este protocolo, tomando un camino mucho más “light” y prima un grave rápido, sin difusión y con poco subgrave, lo que consigue dar mas amplitud a su tremenda escena pero no mas profundidad como ocurre en sus compañeros de marca, que tienen mucho mas subgrave. Perfectamente equilibrado con las otras frecuencias no destaca nunca sobre el resto y tiene una pegada de calidad que le otorga más protagonismo a los medios como veremos a continuación. A pesar de ser muy buenos se ven superados levemente por la calidad de graves de dos auriculares que he probado, y que son los LCD3 y los K812 de AKG.

 

MEDIOS:

La excelencia de estos HD800. Difícil encontrar unos medios tan naturales y vivos como los de este auricular, son claros y cristalinos y muestran hasta el último matiz o detalle de las voces, instrumentos u otros elementos que entren en la música. Tienen un tímido toque calido, pero destacan por su naturalidad como decíamos al principio. La articulación de las voces es increíble, y es fácil y maravilloso poder llegar a escuchar sin problema alguno las respiraciones o distintas colocaciones vocales del artista a la hora de cantar un tema. Están en medio y a una distancia media del oyente, debido a la gran escena que tiene el auricular que hace que en un principio parezcan estar más retrasados de lo normal, no siendo así, sino que requiere un tiempo acostumbrarse a la geometría y sonido de estos HD800.

 

AGUDOS:

Llegan muy alto y hasta la llegada de los K812, puede que fueran los auriculares que mas alto eran capaces de llegar. Los agudos de los HD800 son brillantes y alegres, con un toque de suavidad que hace que raramente lleguen a ser molestos. Ya comentamos que la transición del medio alto era muy buena en este auricular, aunque eso si para sacar todo su potencial sonoro, requieren de un compañero a la altura.

 

2013-11-19 11.07.10

 

RENDIMIENTO:

Los HD800 reclaman siempre un compañero a su altura y aunque pueden rendir medianamente bien con muchas combinaciones, sacar el 90-100% de sus posibilidades es toda una aventura y desafío. Requieren un amplificador que les ayude a controlar ese agudo que para algunos pueda ser complicado, que ensalce las voces de una forma natural y por ultimo que le de esa calidad a los graves para completar el equilibrio perfecto que puede llegar a conseguirse de ellos. Como se suele decir de ellos, son bastante “quisquillosos” para la amplificación, y te costara encontrarles novia. No obstante una vez conseguido eso, su calidad de sonido y naturalidad es difícil de igualar. El conjunto que en calidad/precio y rendimiento más me ha gustado personalmente para este auricular es el formado con el Burson Conductor SL 9018, donde el control de todas las frecuencias era fantástico y la naturalidad que conseguía el 9018 como DAC integrado era simplemente formidable.

 

Opinión Personal:

 

Poco queda que decir, y mi opinión personal en este caso puede ser mas subjetiva de lo que quisiera debido a que es el perfil de sonido que busco en un auricular. No obstante quiero destacar que la compra de un flagship siempre es una decisión importante y requiere un tiempo de reflexión y madurez de nuestro gusto sonoro y musical. Los HD800 son unos auriculares que tiran más hacia estilos clásicos, como pueden ser la música en acústica, el jazz y el blues o la clásica, ya que ensalzan voces e instrumentos mejor que otros auriculares añadiendo esa gran escena para perfilar todo de manera inigualable. Aun así rinden perfectamente con todo tipo de géneros y yo me he divertido mucho con ellos escuchando rock, indie o incluso música dance, pero esto ya es a gusto personal.

 

Os aconsejo que si los queréis, y podéis, que los probéis antes, leáis mucho sobre ellos y sobre todo encajéis que estos auriculares te cuentan todo lo bueno de un tema, pero también todo lo malo, hasta la ultima distorsión, desafijación o mal rippeado de un disco, con lo cual también habrá que tener en cuenta si para cada uno, esto es una ventaja enorme o un hándicap demasiado alto a pagar en dicha compra.

 

No me extiendo mas, daros las gracias por vuestras lecturas y por seguirnos fielmente, y cualquier duda que tengáis será resulta como siempre en los comentarios o por correo electrónico si tenéis dudas mas especificas y personales. Darle nuevamente las gracias a Manu de HD Systems y aquí concluyo.

 

Muchas gracias a todos y hasta la siguiente review.

 

 

Emilio

Comparte:
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...