Por Yago,

 
Would you like to read this review in English? Click  here!  🙂

 

El continuo crecimiento del sector del audio portátil de alta calidad ha supuesto para el mercado la proliferación de multitud de nuevos productos orientados hacia un usuario que no quiere renunciar a un buen sonido en su equipo portátil. Reflejo de ello es la constante inmersión de las marcas en el mundo de los reproductores personales, incluso aquellas que tenían su principal mercado en los equipos estacionarios hasta el momento.

La coreana Aurender nos presenta con el Aurender FLOW un concepto algo novedoso en el sector del audio portátil, todo unido a una presentación y construcción al más exquisito nivel.

http://www.aurender.com/product_v1000.php

DSC_0817

La existencia de pantalla y la apariencia en general puede llevar a pensar que el Aurender FLOW se trata de un DAP que viene a sumarse a la lista de los muchos existentes, pero no es así. El concepto de este producto es un poco distinto y podría denominarse más bien como un DAC/Ampli con posible expansión de memoria mediante un disco SSD instalado de hasta 1TB.

Su compatibilidad con PC (tanto Windows como Mac), Android mediante USB OTG y Ipad/Iphone con el ya conocido “Camera Kit” pone en la mesa unas características más que apetecibles para aquel usuario que busque un producto lo más versátil posible para sus auriculares sea cual sea la fuente utilizada.

Construcción y funciones

 

Tanto el cuidado diseño que combina formas curvas con cantos rectos, así como la terminación y calidad del aluminio utilizado están a la altura de los 1.295 dólares de PVP. El control del volumen que rodea a la pantalla LED está integrado de una manera muy inteligente e intuitiva. Todo esto convierte al Aurender FLOW en una pieza de casi medio quilo, en concreto 455 g.

Las dimensiones con 80x127x28mm están condicionadas tanto por la batería como por la necesidad del espacio interior para la opcional memoria SSD que no viene incluida de serie. Por este motivo más que una pieza portátil que se puede llevar en el bolsillo del pantalón acuño al término “transportable” como el más adecuado para el Aurender FLOW. No es algo que me gustaría llevar encima durante mis paseos, sino que está pensado como un complemento más para nuestra tablet/teléfono o Ultrabook, que fácilmente puede compartir espacio en nuestras mochilas o maletines de transporte. Para ello una bonita funda de cuero auténtico está incluida entre los accesorios.

DSC_0802

DSC_0806

La entrada óptica y USB 3.0 cubren las necesidades en cuanto a conexiones digitales se refiere, siendo esta última óptima para la rápida transferencia de archivos en caso de que tengamos la SSD instalada.

En un mundo en el que las memorias SSD de relativa poca capacidad son cada vez más comunes en móviles, portátiles y tablets parece bastante inteligente el aunar en una sola pieza la memoria de apoyo para nuestra música en alta resolución y de esta manera aprovechar las excelentes bondades ofrecidas por el chip ESS9018K2M de Sabre.

El soporte de archivos PCM es de hasta 32bit/ 384 kHz y DSD64/DSD128 todo ello usando la entrada USB, números que ponen las cotas muy altas para tratarse de un producto de esta categoría y dimensiones, pudiendo rivalizar e incluso superar en este aspecto a muchos DAC estacionarios.

A pesar de necesitar de un apoyo parcial de software externo para funcionar el Aurender FLOW aparte del propia control del volumen cuenta con una útil botonera para interactuar con el programa de reproducción multimedia que estemos utilizando, con los cuales podremos pausar/iniciar y cambiar a la siguiente o anterior pista. Debo decir que he probado estos controles tanto en Android mediante la app USB Audio Pro como con Windows y MAC y funciona perfectamente.

El botón menú nos reserva un buen puñado de funciones extra que podremos variar a nuestro gusto, entre ellas destacaría la posibilidad de activar/desactivar la carga de la batería mediante la reproducción, e incluso situarlo en modo de carga automática; de este modo solo tomará energía del puerto USB cuando no estemos reproduciendo archivos, para no interferir en la calidad del audio.

En cuanto a los archivos DSD y PCM es posible variar los distintos tipos de filtros para adecuar el sonido a nuestros gustos personales, en mi caso y con archivos PCM opto siempre por el “Slow roll-off” ya que otorga al sonido un poco más de cuerpo a costa de un ataque inicial algo más suavizado.

DSC_0810

La batería integrada en el conjunto tiene una capacidad de 4.450 mAh otorgándole una autonomía de unas 7 horas reales; alguien podría pensar que se antoja algo escaso pero que no dista mucha de otros reproductores dedicados.

La salida en línea “Line out” es compartida con la única salida para auriculares de 6,3mm y su activación se realiza mediante el software del propio reproductor, en el menú avanzado del mismo (manteniendo un par de segundos el botón dedicado).

Cabe destacar que hay dos opciones de voltaje de salida, una más estandarizada de 2 Vrms y otra más potente de 5 Vrm, la cual solo recomendaría para amplificadores estacionarios de un cierto nivel, ya que es un voltaje excesivo de entrada para otros y podría producir distorsión.

El resto de las especificaciones podréis encontrarlas más en detalle en el siguiente enlace:

http://www.aurender.com/manual_v1000.php

 

Sonido

DSC_0826

 

Partiendo de una configuración con bastante clase en cuanto a la sección DAC se refiere, con un chip ESS9018K2M de Sabre y unos notables 122dB de rango dinámico alcanzados, el Aurender FLOW ofrece un sonido con mucha fuerza, equilibrado y muy dinámico que no se deja caer en el lado “clínico” a pesar de contar con un alto nivel de detalle (tanto micro como macro) y una excelente separación estéreo.

Podría ser un perfecto representante del sonido “de estudio” donde cada nota e instrumento puede apreciarse de manera individual sobre el resto de la grabación sin mayor dificultad, ofreciendo al oyente una experiencia realmente placentera si se acompaña de unos auriculares capaces de abordar y transmitir todo este nivel de información disponible.

Este perfil sonoro está también presente de igual manera en su función como DAC, y conectado a mi equipo estacionario aporta un salto claro en cuanto a transparencia y nivel resolutivo con respecto a mi Henry Audio 128, si bien por otro lado no resulta quizás tan musical como este último.

No obstante y teniendo en cuenta el concepto en el diseño del Aurender FLOW he maximizado mis escuchas como combo DAC/Ampli, no solo por comodidad sino también porque gracias a su bajísima impedancia de salida (0,06 Ohm) y ausencia de ruido de fondo se puede disfrutar hasta con los CIEM e In-Ear más sensibles, convirtiéndose en una pareja perfecta para mis nuevos Vision Ears VE6-Xcontrol, con los que se alcanzan niveles de rendimiento que nada tienen que envidiar a equipos estacionarios.

DSC_0830

Hay algo intrínseco en el carácter del chip Sabre que también está presente en otros reproductores que he podido probar, como es el caso del Ibasso DX90. No obstante el ataque inicial de las notas, la claridad, la excelente separación instrumental y la buena respuesta en transitorios parecen estar multiplicadas en el Aurender FLOW, logrando cotas de equipos estacionarios más que de portátiles.

La salida de 6,3 mm lleva a pensar que su uso también está pensado para orejeros. A pesar de no contar con una potencia destacable con cargas de alta impedancia, sí en impedancias de 32 Ohm donde entrega algo más de 0,5 W, gracias a la buena entrega de corriente consigue un desempeño plenamente satisfactorio con mi Sennheiser HD600, usando eso sí alrededor del 80% del recorrido del volumen disponible. Sorprende por la ausencia de estridencias y suavidad en la zona alta que consigue con estos auriculares, muy dados a mostrarlas cuando les exigimos un alto SPL y no hay un flujo de corriente suficiente para el movimiento de los drivers.

Aun contando con un nivel resolutivo alto nunca se muestra excesivamente neutral, el grave siempre aparece bien marcado y delineado en todo momento, y la manera con la que la zona media es proyectada es simplemente adictiva, aportando un realismo y timbre instrumental muy destacables, con una claridad y transparencia envidiables, que te hacen estar conectado a la música en todo momento.

En este sentido el término “FLOW” me parece muy apropiado para la descripción del sonido también, así que puede que no sea una mera casualidad, quien sabe. La música fluye de una manera muy cohesionada, aportando una gran escena tanto en profundidad como en anchura y altura.

Conclusiones

 

DSC_0831

Son pocas las críticas negativas que puedo hacerle al Aurender FLOW, quizás no sea combo más portátil ni la duración de la batería es toda la que pudiera ser, pero todo esto queda compensado por todas las virtudes que ofrece.

Su excelente versatilidad en cuanto compatibilidad con Mac/Windows/Android se refiere, su impecable construcción y diseño y un sonido que poco o nada tiene que envidiar a muchos equipos estacionarios. Un gran producto venido desde Corea para acabar este 2014 sin duda alguna.

 

Agradecimientos especiales a Aurender (en especial a Sally) por el soporte y la atención prestada, que han hecho posible este análisis.

 

Felices fiestas a todos y hasta la próxima review,

Yago.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...