Por Yago,

Mytek viene directa de los más importantes estudios de grabación, como una pionera en la conversión digital/analógico. Su representación en el mercado de consumo audiófilo es de hecho más reciente, en torno a cinco años atrás.

No es una marca nueva por esta web, hace ya bastantes meses que pude analizar el modelo Stereo 192 DSD, el cual viene a ser el antecesor del Brooklyn, con unas dimensiones muy similares.

De raíces mitad polacas, mitad neoyorquinas se apuntan también al formato MQA, siendo la segunda empresa, después de Meridian, que adopta este nuevo y supuestamente revolucionario formato, si bien aun todo está por ver.

Mytek “ataca” directamente al audiófilo “de escritorio”, a aquel que no busca mucha complicación y quiere las máximas funciones posibles dentro de un mismo aparato.

El Brooklyn no es solo un DAC, también es previo (incluido de fono de magnífica calidad) y amplificador de auriculares, con salidas tanto SE como balanceadas. Este último modo es accesible utilizando un adaptador hembra XLR 4 pin a dos jack mono 6,3mm conectados en el frontal, algo que aporta unas cifras de potencia tan rotundas como 6W y 800mA bajo 32 Ohm de carga. Suficiente para mover la mayor parte de los auriculares del mercado, así que con él nos ahorramos un amplificador aparte.

Su compacto chasis está pensando para adaptarse a cualquier sistema y rincón, además de ser sorprendentemente ligero.

Todo esto manteniendo el precio justo por debajo de los 2000 euros, se envían desde Polonia en el caso de los pedidos europeos, así que no os tendréis que preocupar tampoco por las temidas aduanas:

http://mytekdigital.com/storeeu/index.php/brkl-dac-s.html

El Diseño

Manteniendo unas dimensiones muy similares al 192 DSD DAC, el Brooklyn estrena un nuevo frontal que lo cambia todo. Su diseño ahora es mucho más amigable con el público audiófilo, no profesional, y se permite incluso el lujo de tener varios toques que reflejan en buen ejercicio de diseño por parte de Mytek. Tales como el mecanizado imitando panel de abeja en su frontal y las perforaciones que marcan el símbolo de la compañía en la parte superior, que además tienen la función de ayudar a “respirar” al aparato.

En directo y una vez encendido es un DAC que luce espectacularmente bien, la pantalla con tecnología OLED y el símbolo iluminado de Mytek en la parte izquierda del frontal (graduable tanto en color como intensidad luminosa) ponen la guinda al pastel.

Sin olvidar su ADN del mundo profesional, el Brooklyn pone a disposición del usuario dos modos de menú, uno mucho más detallado, caracterizado por el vúmetro digital y con acceso a multitud de parámetros, y otro mucho más simplista que nos muestra el paso del volumen digital en el que nos encontramos así como el formato reproducido.

La capacidad de personalización en cuanto a funciones en el Brooklyn parece no tener fin, y he de reconocer que dentro del menú profesional uno tiene que pasar un par de días hasta hacerse con todos los controles. Entre las funciones que más me llamaron la atención están la de intercambio del control de volumen digital/analógica y la posibilidad de “adulterar” el reloj interno. Todo ello es un claro reflejo del mundo del estudio del cual viene esta marca, que sorprenderá al usuario acostumbrado a productos más comerciales y simplistas.

Para echar un cable a aquello que no se sepan manejar tan bien a través del menú de la pantalla de Brooklyn, la propia Mytek pone a disposición la aplicación para PC Mytek Control Panel, de manera gratuita, que permite modificar las opciones de una manera algo más intuitiva. También se realizarán las actualizaciones del firmware a través de la misma. Punto bastante importante para añadir futuras funciones, y que es símbolo de un buen soporte detrás de este DAC.

Especificaciones
-Conversión: hasta 384k, 32bit PCM, DSD nativo hasta DSD256, DXD, 130dB de Rango Dinámico
MQA HI-RES DECODER: construido en hardware certificado Decodificador MQA

-Entradas digitales: USB2 Class2 (OSX, Linux sin controladores,
todos los formatos), AES / EBU (PCM hasta 192k, hasta DSD64 DOP), 2x S / PDIF (PCM hasta 192k, hasta DSD64 DOP), Toslink / ADAT 2x S / PDIF (PCM hasta 192k, hasta DSD64 DOP), SDIF3 DSD hasta DSD256
CLOCK: “Mytek Femtoclock Generator ™” de 0.82ps, entrada y salida de Wordclock (permite apilar varias unidades para operación multicanal, incluye mch DSD)

-Salidas analógicas: RCA, XLR balanceado, simultáneo,
Impedancia de 50 ohmios
-Salida de auriculares: Referencia Alta Corriente,
500mA, 6 W
Dos conectores para auriculares.

-Atenuador integrado: Opción de atenuador analógico de paso de 1dB, separado para salida principal y auriculares, 1dB paso digital de 32 bits.
-Preamplificador analógico integrado: Entrada de línea o
Phono M / M, entrada M / C, relé controlado.

-Función interfaz de audio: vía USB2.
-Remoto: Incluido, control remoto universal
-Firmware: Actualizable vía USB Panel de control
-Alimentación opcional mediante fuente externa/batería:  12VDC
-Dimensiones: 216x216x44mm
-Peso: 2kg
-Garantía: 2 años

En funcionamiento

Hablándolo con el mismo Michal Jurewicz, dueño de la marca y con el que tuve la ocasión de tener una interesante charla en persona, me comentaba que con el Brooklyn intentaron plasmar lo máximo posible del modelo Manhattan, pero bajo un precio más comedido, tratando de acercar el rendimiento de Mytek al público más general. Y habiendo probado ambos he de decir que su intento ha sido un rotundo éxito.

Como usuario de Windows es necesaria la instalación del driver, pero los usuarios de Mac estaréis libre de este trámite, gracias a la compatibilidad absoluta sin hacer nada más que enchufarlo a la toma USB.

Ahora que el servicio de streaming Tidal ha anunciado la inclusión del MQA uno puede pensar que es un formato que entra fuerte, y gracias al Brooklyn lo podremos decodificar de manera nativa. Así que en cierta manera Mytek es una marca bastante pionera, cinco años atrás fueron los primeros en incorporar la decodificación DSD a un DAC de precio más mundano, como era el 192 DSD.

Durante mis pruebas con Tidal y mientras se reproduce un álbum en MQA, el LED frontal se ilumina en un particular color azul para indicarlo.

Un control remoto de Apple se incluye para facilitar su uso a distancia, podremos manejar el DAC cómodamente sentados en el sofá.

Sonido

El corazón es un Sabre 9018K2M pero el Femtoclock se lleva gran parte del mérito conseguido en el resultado final. Es un DAC muy dinámico, expresivo y con un alto nivel de detalle.

Su presentación tira hacia el lado frontal, donde centra la mayor parte del protagonismo, consiguiendo unos grandes contrastes en cuanto a altura y buena amplitud, si bien no es la última expresión en cuanto a capacidad de aportar la profundidad de escena, donde otros DAC con tonalidad más cálida parte con ligera ventaja para recrear esta sensación.

La energía que presentan los agudos no resulta molesta pero esta presentación enérgica y detallada empareja mejor con amplificadores clase A o a válvulas, donde se crea un buen equilibro entre ambos sonidos. Las potentes salidas RCA, con 3V hacen que nuestro equipo suene más fuerte y desahogado en todo momento, con una sensación de limpieza y transparencia excelente, superando a rivales como el Chord Hugo que también tuve mano a mano durante mis períodos de pruebas.

En ciertos aspectos el sonido del Brooklyn parte de la base del 192 DSD, pero con un mayor nivel de refinamiento, y una tonalidad más lograda, con agudos menos “afilados”.

Gracias a la posibilidad de utilizar una fuente externa este DAC ofrece una cierta capacidad de escala, apreciable con fuente de calidad como HD-Plex, y que exprimirán el conjunto al máximo. Eso sí el usuario tendrá que valorar si esta es una mejora prioritaria ya que suele venir acompañada de un precio nada desdeñable.

La parte de amplificación de auriculares, deja de ser un añadido con rendimiento correcto como lo era en el caso del 192 DSD DAC, para convertirse en una función realmente destacable dentro del conjunto, sobre todo en su modo balanceado.

He podido probar multitud de auriculares con este DAC, pasando por unos Sennheiser HD800S, unos Denon AH-D7000 e incluso unos Noble Katana, con un rendimiento más que satisfactorio con todos ellos.

El modo balanceado cobra más importancia con auriculares como los Sennheiser, con los que las diferencias a favor del cuerpo y peso del sonido son muy evidentes frente a la utilización de la salida SE. Con el resto de auriculares las diferencias son mucho más pequeñas, de hecho con los Noble pude apreciar un ligero hiss de fondo, que no impide su disfrute, si bien se denota que no está tan planteado para este tipo de iem sensibles.

El sonido que se obtiene mediante sus salidas analógicas (RCA y XLR) se traslada también a la de auriculares. Con una presentación de voces adelantada y un alto nivel de dinámica el Brooklyn tiene un sonido que no deja indiferente a nadie, y con el que para el 99% de los auriculares no tendremos que adquirir un amplificador de auriculares aparte, ya que en términos de potencia va muy bien servido.

Auriculares con perfiles algo cálidos son los que mejor casarán con el Brooklyn según mi experiencia, léase Hifiman HE-1000 o incluso los HD800S empastan muy bien en el conjunto con un grave bien definido.

Conclusiones

El Brooklyn es probablemente el DAC más completo hasta una franja de 2500€. Sin más necesidad que una sola caja tendremos todas las funciones que un audiófilo de libro quisiera tener, incluso para aquellos que combinen sus vinilos y su PC como fuente, donde creo que este modelo tiene mucho que decir.

Con un sonido limpio, potente y dinámico el Brooklyn encajará en multitud de equipos y ahorrándonos bastante cableado. Todo ello con una parte de amplificación de auriculares muy capaz y soporte MQA garantizado. ¿Qué más se puede pedir?

Todo un acierto por parte de Mytek.

 

Gracias a todos y hasta la próxima review, más pronto que tarde,

Yago.

Yago - Oldnewsound

Equipo utilizado:

-Asus Ultrabook UX32VD, Tidal & Roon; Amplificadores: Pass Labs HPA-1, Clones Audio 25P; Altavoces: Triangle Comet EZ; Cables: TotalDac USB Cable & Curious USB, Secreto RCA; Auriculares: Sennheiser HD800S, Noble Katana, Denon AH-D7000; Fuente: HD-Plex.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...