Puntuaciones

Sonido 89Ptos
Diseño y construcción 89Ptos
Ajuste e insonorización 88Ptos
Precio-calidad 92Ptos
TOTAL 90Ptos

499€

Muchos de vosotros conoceríais a Shanling por sus DAP, como el diminuto M0. Esta compañía fundada allá por el 1.988 lleva rondando el mercado del audio portátil de manera consistente los últimos 5 años. En el 2.015 lanzaron el reproductor M2, con una forma original, distinta al resto de productos de la competencia; este año fue también cuando analicé el M3, del que os dejo el link por aquí, para los más nostálgicos. Desde entonces mucho han cambiado las cosas, por suerte para mejor. Siendo una de las marcas asiáticas referentes en la gama media del audio portátil.

Poco a poco Shanling ha ido lanzando interesantes modelos de iems, territorio en el que no se había adentrado hasta no hace demasiado. El SE700 es un alarde de hasta dónde puede llegar la marca por ahora, se trata de un iem de configuración híbrida (1 DD + 4 BA), exclusivo y de tirada limitada a 500 uds. para todo el mundo, que hoy tengo el gusto de tener en mis manos para transmitiros mis impresiones sobre ellos.

El “unboxing” y presentación

Debemos sacarnos el sombrero con el trabajo realizado por Shanling en este apartado. No sólo es un “packaging” muy completo, también es elegante y lujoso. He de decir que bastantes iems que superan las 4 cifras no llegan a este nivel de presentación y accesorios.

Quizás en parte, al ser una tirada limitada a 500 uds. hayan podido permitirse ciertos alardes, que en un producto de producción más masificada no hubiera sido viable.

Nada más y nada menos que 13 pares de distintas almohadillas vienen perfectamente clasificadas en el interior de la caja, cada una con su correspondiente asignación dependiendo del perfil sonoro, entre las que distinguimos: “vocal eartips”, “sound stage eartips”, “bass eartips” y “balanced eartips”.

No es la primera vez que lo menciono, pero esto es un signo del conocimiento que tiene Shanling acerca del gran impacto final que tiene una simple almohadilla en el sonido, variando aspectos como densidad y groso del canal intermedio, o la elasticidad de la silicona seleccionada, podremos variar tanto o más el sonido como con una ecualización, con las ventajas de tratarse de una modificación física, relacionada con el sellado y canalización del sonido, que no tiene el riesgo de inducir distorsiones, como sí lo tienen la mayor parte de ecualizadores digitales no paramétricos.

Parte clave de la presentación y la calidad general percibida la tiene el cable, de serie viene en configuración balanceada con jack de 2,5 mm y adaptadores necesarios, tanto a balanceado 4,4mm como a 3,5mm (no balanceado). Esto garantiza la mayor versatilidad posible, tal y como hace Dunu con su nuevo sistema de acople en el “Hulk”, que dicho sea de paso me ha recordado bastante a este cable de los ME700.

En cuanto a materiales tenemos 8 núcleos de plata con pureza 6N (99,9999 %), en configuración “Neotech”.

La funda de polipiel aporta el toque final al conjunto, en el que recalco el mimo y atención al detalle; no podemos pedir nada más.

El diseño

Cada vez son más comunes las cápsulas acrílicas/ de resina impresas en 3D, y los ME700 optan por esta opción, pero con un nivel de acabados fuera de lo común.

Las formas anatómicas de las cápsulas recuerdan en parte a los modelos de InEar, algo más voluminosas.  Detalle importante es el material empleado para la resina, alemana y de grado médico, que mantendrá lejos las posibles reacciones alérgicas para las pieles más sensibles en contacto directo con las cápsulas.

Siguiendo un poco la línea de gustos asiática, encontramos varios detalles en dorado, siendo todas las partes metálicas chapadas en oro de 24K, como la boquilla final de las cápsulas. La sensación de lujo y calidad se ve acentuada por estos pequeños detalles, al igual que las letras estampadas en el interior de las cápsulas, que diferencian el lado derecho e izquierdo en estos iems. El material de los conectores es acero inoxidable SUS316F.

A pesar de que hubiera quedado más ostentoso y no para todos los gustos desde luego, echo en falta al menos la combinación de los conectores MMCX del cable en acabado oro, ya que no acabo de ser muy fan cuando veo el mix de dorado + plateado.

Sin más “peros” que añadir considero que la construcción y acabados de estos ME700 están directamente bastante  por encima de su PVP, algo que sintetiza la calidad del conjunto.

Con unas dimensiones tirando a voluminosas, estos iems se apoyan en su formas anatómicas y cápsulas de resina para dar una comodidad de sobresaliente. Quizás aquellos con la concha de la oreja más reducida encontréis un poco “forzada” la inserción, pero para la mayor parte de público serán unos iems de adaptación rápida, e insonorización notable.

Algo que ayuda una vez están colocados es el relativo bajo peso y flexibilidad del cable, bastante superior al “Hulk” de Dunu.

Especificaciones

-Sensibilidad: 106 dB/mW
-Impedancia: 18 ohms
-Drivers: 1 dinámico de 10mm (bañado en oro) + 2 x Dual Knowles (4 uds.)

-Respuesta en frecuencia: 20 – 40.000 Hz
-Peso: 6,8 g

Sonido

No ocurre siempre pero en este caso diría que los ME700 de Shanling son un fiel reflejo sus especificaciones. El driver dinámico de 10mm está encargado de las frecuencias graves, el dual Knowles de mayor tamaño del rango medio y finalmente el restante de menor tamaño se encarga de las frecuencias agudas.

Así el “tuning” que intencionadamente le ha dado Shanling a sus iems estrella es aparte de “seguro”, musical y nada fatigante.

La pareja de baile elegida para la mayor parte del tiempo en el que los he estado disfrutando es el nuevo Lotoo PAW S1, un aparato de sonido tan equilibrado como los ME700, lo que lo convierte en un conjunto excelente para disfrutar horas y horas. Tidal sigue siendo mi mayor fuente de música en el día a día, bien sea a través del móvil o el PC/portátil.

En las primeras líneas mencionaba que los ME700 son un poco lo que uno espera de las especificaciones, que por otro lado son bastante prometedoras, y compartidas por otros iems que duplican el precio como los Meze Rai Pena, que analicé hace algunas semanas.

El generoso diámetro del driver bañado en oro garantiza una zona baja prominente, con buen punch y excelente profundidad, pero no adecuada para los “basshead”.

Las exigentes tolerancias tanto en “match” entre canales como de amortiguamento y reverberaciones de todos los elementos internos, se trasladan en cada escucha, sonando en todo momento compactos y precisos, a pesar de caer hacia el lado musical; algo que por otro lado es una de las características que siempre he encontrado en todos los productos de Shanling.

En temas como “Don’t Rush” destacan por la excelente separación y sensación de altura, acompañados por ese ambiente de profundidad y rítmica que sólo un buen driver dinámico puede aportar. No llegan al nivel de resolución y precisión en las frecuencias graves que tienen los Acoustune HS1695Ti, sobre todo para mostrar hasta los últimos matices del subgrave, pero tampoco se quedan muy lejos.

El ME700 es un iem que ofrece capacidad de escala, no sonará igual directamente desde el móvil, como con un buen dongle o un amplificador estacionario dedicado a iems, como puede ser el Broadway S de XI Audio (próximamente llegará a la web). Esto es de alabar en su franja de precios, ya que invita a encontrar nuevos emparejamientos para explorar sus límites o matizar el resultado. En general diría que es un iem abierto a los cambios y a mostrar las diferencias en amplificación y DAP utilizado.

Los medios se presentan en un plano ligeramente adelantado, si bien no tienen la densidad de los Oriveti OH500, en los que resultan más “dulces”. A cambio Shanling nos propone una fórmula entre detalle/presencia con un gran equilibrio. El empaste con los medios-altos se produce de manera natural, y es en esta zona donde se aprecia un ligero énfasis que ayuda a la sensación de aire en este tipo de arquitecturas híbridas.

Hablando de la parte alta y en consonancia con los medios logran una respuesta equilibrada, nada sibilante, y con una ligera caída progresiva, que invita a escuchar horas y horas. No obstante sí he apreciado que son dependientes de la fuente a la que se conectan, ganando/perdiendo resolución según sea la amplificación utilizada. En general hacen mejor pareja con un DAP/amplificador ligeramente cálido.

Es un iem que brilla más en cuanto a dinámica y timbre que en términos de escena, no obstante la separación estéreo está a un gran nivel, incluso por encima que modelos de la competencia, como el ya nombrado OH500 de Oriveti; si bien no sería mi primera elección para clásica, donde iems multidriver BA tienen la ventaja de recrear un mayor efecto 3D, a costa de perder el realismo en la pegada de un buen dinámico como el de estos ME700.

Conclusiones

La ejecución de los ME700 es casi de sobresaliente. Un iem que si bien no llega a lo más alto, como bien hace pensar el precio, es una apuesta segura y un “all-arounder” perfecto para la mayoría de nosotros; de hecho es de esos iems de gama media-alta con los que uno podría vivir perfectamente.

Tanto por calidad de construcción, sonido y accesorios estos Shanling deberían estar en la lista de compra de cualquier persona que buscara un iems para todo y por debajo de 600 euros. Gran trabajo y que pone los dientes largos de cara a un nuevo “flagship” de esta marca.

Equipo utilizado para la valoración:  Lotoo PAWS1, XI Audio Broadway S, Xiaomi Mi9.

Compartir:
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...