Por Yago,

Meze es una marca rumana de relativa reciente creación, no obstante sus 99 Classic están dando mucho que hablar en el sector del auricular cerrado por debajo de 500 euros. Hoy veremos si todo lo bueno que se escucha sobre ellos es realmente merecido.

Por traer un “sabor” un tanto diferente, la unidad que hoy analizo es en concreto la “Maple Silver”.

Como interesante promoción de invierno Meze ofrece el pack de los 99 Classic con los iem 11 Neo Gun Metal por 309€, es decir a efectos prácticos es como si nos lleváramos estos inear totalmente gratis:

https://mezeheadphones.eu/products/holiday_bundle_2016

El Diseño

Estos auriculares optan por una corriente de diseño algo distinta a lo que podemos encontrarnos últimamente en el mercado. En vez de líneas modernas y angulosas optan por un look mucho más tradicional, con innegables inspiraciones en modelos de auricular míticos como los Akg K701, algo que se puede apreciar en el sistema de la diadema, o incluso unas copas que en sus formas redondeadas y ovaladas pueden recordar a más de uno a los Sennheiser Momentum.

Sin embargo este “mix” se junta con detalles propios y originales de Meze, para dar lugar a un auricular bonito y llamativo, que basa su construcción en empleo de materiales bastante nobles, sobre todo para la gama de precios en la que se mueve.

Se agradece la casi ausencia total de plásticos, con una estructura de metal de poco grosor y unas copas de madera auténtica. Los arcos de la diadema forman una amplia circunferencia y son bastante evidentes por lo que por la calle es un auricular que una vez puesto no es precisamente discreto, todo el mundo notará que los llevas puestos. Más aun si se opta por las versiones con acentos dorados, algo que por otra parte no encaja tanto en mi estilo pero que tendrá su público.

En esta versión “Maple Silver” el acabado de la madera es mucho más claro y las partes doradas se cambian por un acabado “gun metal” que encaja muy bien en la estética general. El único pero general que le veo a esta versión es que la polipiel blanca de almohadillas y diadema tendrá una mayor tendencia a mostrar la suciedad y el desgaste.

El diseño circumaural de las copas junto con las características con efecto memoria de las almohadillas los convierten en unos auriculares muy cómodos para llevarlos durante largos períodos de tiempo, además de contar con un espacio lo suficientemente generoso incluso para aquellos con orejas más grandes que la media.

Existe una filosofía de durabilidad bastante intrínseca en los 99 Classics, ya que todas las partes son perfectamente desmontables y reemplazables en un futuro, si fuera necesario.

En el siguiente vídeo Antonio Meze, fundador de la compañía y también diseñador de estos auriculares, explica cómo ha sido la evolución y muestra los prototipos por los que pasó antes de dar con la versión final de este auricular.

Las tomas del cable con terminación en 3,5mm están insertadas dentro de las propias copas, metidas un pequeño tubo de acabado metálico para proteger la madera en la mayor medida de lo posible.

Durante mi visita al CanJam de Londres, el pasado Agosto, también pude probar varios prototipos de cables custom, uno de plata y otro de cobre con alta pureza, y así apreciar in situ una mejora sustancial del sonido, sobre todo con el modelo de plata. Los chicos de Meze se lo toman en serio, sin embargo y debido al alto coste que tendrían estos cables en relación al precio del auricular dudo que acaben ofreciéndolos al público.

De serie se incluye un cable corto con control remoto para dispositivos móviles y otro más largo de cara a un uso ya más estacionario.

A pesar de la buena variedad de accesorios nada puede competir con la funda, estrella sin duda de todo el “packaging”, que luce muy bien gracias a la buena elección de materiales y detalles como el logo de Meze, que recuerda mucho al de Lamborghini desde una cierta distancia. Hubiera sido más práctico que se pudieran guardar los auriculares con el cable conectado, pero es necesario separarlos previamente.

No siempre el hablar de un auricular cerrado es sinónimo de que sea adecuado para llevarlos cómodamente por la calle durante nuestros paseos a través del tráfico; y quizás estos Meze 99 Classics vengan a confirmarlo.

Aunque resulten muy cómodos en la cabeza el volumen de la diadema, la falta de aislamiento más extremo y ciertas microfonías que aparecen tanto al tocar la estructura metálica como en el cable no los hace muy recomendables para salir con ellos en plena hora punta por una gran avenida. Más bien los veo como un auricular para andar por casa, de habitación en habitación, o incluso un buen modelo para la oficina.

Especificaciones Técnicas

  • Tamaño del transductor: 40mm
  • Respuesta en frecuencia: 15Hz – 25KHz
  • Sensibilidad: 103dB a 1KHz, 1mW
  • Impedancia: 32Ohm
  • Potencia de entrada recomendada: 30mW
  • Máxima potencia de entrada admitida: 50mW
  • Cable desconectable Kevlar OFC
  • Conector: 3.5mm bañado en oro.
  • Peso: 260 gr (9.2 onzas) sin cables
  • Copas: madera de arce

Sonido

Meze ha desarrollado intencionadamente un auricular que resulta muy agradable y fácil de gustar para la mayor parte del público, con esa típica curva en su respuesta que los hace apropiados para largas escuchas, sin fatiga.

Dentro de esta categoría hay duros rivales como los Oppo PM3 o los Sonus Faber Pryma, y los 99 Classic consiguen hacerse su propio hueco entre ellos.

Con un balance tonal que cae hacia el lado cálido y relajado, sobre todo por los agudos con caída progresiva, estos Meze parecen optar por la medida justa en todo. No son ni los más extendidos y precisos en grave, ni los que logran un mayor nivel de microdetalles, pero a cambio ofrecen un sonido capaz de lidiar con muchos estilos de música sin problema, con un rendimiento notable en general.

El grave aparece algo acentuado y no tan marcado y preciso como en los Oppo PM3, que usan un driver planar, pero se vuelven muy disfrutables gracias a esa sensación de calidez y suavidad que aportan a las voces masculinas, apoyando a la zona del medio-grave para dar un mayor peso al sonido.

La evidente caída progresiva que muestra la zona aguda de los Meze en las gráficas de Inner Fidelity, y que parte ligeramente por debajo de los 2 kHz, hace que las voces queden con un mayor protagonismo en tiempo real. Este podría ser un auricular perfectamente válido y recomendable para alguien que posea unos Sennheiser HD600, modelo que me hizo disfrutar mucho, y quiera captar en cierta forma ese sonido pero trasladarlo al mundo del auricular cerrado.

Tiene un timbre bastante más “orgánico” y natural en los medios que los Oppo PM3, algo que los convierte en una mejor elección para música vocal y acústica. Los Oppo son más dinámicos mientras que los Meze optan por un sonido más fluído y cálido.

En términos de escena cumple de manera notable, si bien carece de la profundidad que conseguían aportar los Sonus Faber Pryma, es un auricular al que es difícil pedirle más cosas por el precio, consigue rendir bien en todos los aspectos sin ser especialmente de sobresaliente en nada, en el buen equilibrio general está su principal baza.

La eficiencia de estos auriculares es tan alta que no veo necesario el uso de amplificador, ni siquiera de uno portátil. Mi Lotoo Paw Gold en ganancia baja y a un tercio del volumen disponible los mueve sin apenas despeinarse, y el cable corto con control remoto permitirá conectarlos a casi cualquier smartphone, dando un buen nivel de rendimiento a poco que la salida de auriculares de nuestro teléfono sea decente. En este punto es de los auriculares cerrados más eficientes que me he encontrado, sin duda mucho más fáciles de mover que los Oppo PM3 por mencionar un rival directo.

En términos de escena logra aportar unas sensaciones casi de auricular abierto, tanto por el preciso posicionamiento instrumental punto a punto como por la sensación de aire entre instrumentos, dejando muy lejos el sonido cerrado o congestionado. Los Katana son los iem que más se parecen a lo que podríamos obtener con un auricular abierto, de entre todos los que han pasado por mis manos. Y creo que esto es un buen resumen de lo que pueden dar de sí.

Conclusiones

Los Meze 99 Classics me dejan un buen sabor de boca. Unos auriculares bonitos, cómodos y fáciles de mover. Con un sonido muy completo en todos los aspectos y una buena relación calidad/precio.

Si buscas un auricular cerrado para casa o la oficina, que no tengas pensado sacar a la calle, capaz de hacerlo todo y no quieres complicarte con temas de amplificación y demás, estos son de las mejores candidatos hasta los 300€.

 

Gracias a todos por vuestra lectura y hasta la próxima review,

Yago.

Puntuaciones

Sonido 85Ptos
Diseño y construcción 82Ptos
Comodidad e insonorización 85Ptos
TOTAL 84Ptos
Comparte:
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...