Puntuaciones

Sonido 94Ptos
Diseño y construcción 87Ptos
Funcionalidad 85Ptos
Calidad-precio 85Ptos
TOTAL 88Ptos

379€

Después de mi review sobre el xDSD, a golpe de vista alguno quizás se quede un poco confundido con la foto de portada, pero no, estamos antes el nuevo xCAN.

Esta consolidada marca parece haber tomado el camino del éxito, todo ello apoyado por la buena receta de escuchar las peticiones de los clientes.

Como una versión «simplificada» y más barata que el xDSD, este xCAN prescinde de la fucnionalidad de DAC USB, pero a cambio mejora la parte de amplificación, ahora bastante más potente.

El «unboxing» y presentación

Al igual que sus chasis, ambas presentaciones, la del xDSD y xCAN son gemelas, variando levemente los accesorios, puesto que ahora las funcionalidades serán distintas.

No echaremos nada en falta, y en él encontraremos hasta las bandas elásticas necesarias para hacer nuestro propio combo portátil, bien sea de manera inalámbrica mediante Bluetooth, o haciendo uso de su entrada analógica, para los más tradicionales, entre los que quizás me incluyo para estos menesteres de obtener la mejor calidad en movimiento.

Como viene siendo costumbre, tenéis la experiencia del desempaquetado o «unboxing» desde cero, en el canal de Youtube de la web.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

El diseño

Extenderme mucho aquí sonaría repetitivo, puesto que el chasis de aleación de magnesio, ligero, bonito y reluciente, sigue siendo el mismo tanto apariencia como en cotas que el xDSD. Todo un acierto y cambio de rumbo con respecto a lo más tradicional, de formas cuadradas.

Es un diseño que combina las curvas, que se asemejan a un frente de ondas, con un gusto y refinamiento que bien podría hacer sombra a productos de otra marca inglesa, muy conocida.

En el frontal como novedad dispondremos de la entrada balanceada mediante jack de 2,5mm, el más tradicional hasta la fecha. Por esta salida es por donde podremos disfrutar del máximo potencial de este xCAN, con hasta 1W bajo 32 Ohm de carga. Aún recuerdo épocas donde estas cifras sólo estaban al alcance de amplis estacionarios…

En la parte trasera el variador de filtro para el DAC presente en el xDSD da paso al interruptor de xBass II en su nueva y revisada generación. Actuando también en la parte de los medios-graves si se selecciona la posición de «Presence». Es sin duda una de las novedades más destacadas en este aparato, y que se presenta por primera vez dentro de la gama de iFi.

El frontal mantiene ya el conocido 3D+, que incrementa la escena sonora percibida. La rueda frontal multifunción queda ahora reducida a alternar entre entrada inalámbrica y modificar el volumen, cosa que los menos habilidosos agradecerán, ya que tendrán que esperar una secuencia menos que en el xDSD.

No obstante sigo pensando que para cambiar entre modo con cable o entrada por bluetooth hubiera sido más intuitivo un botón dedicado y directo, sobre todo porque es un aparato pensado para el uso en movimiento, donde se requiere a veces una operativa «a ciegas» o de mayor rapidez y simplicidad.

Especificaciones

-Max Output S-Balanced: > 3.8V / 45 mW (@ 300 Ohm) > 3.5V / 380 mW (@ 32 Ohm) > 3.1V / 600 mW (@ 16 Ohm Balanced: > 7.6V / 90 mW (@ 600 Ohm) > 7.2V / 800 mW (@ 64 Ohm) > 5.7V / 1,000 mW (@ 32 Ohm)

-THD & N S-Balanced: < 0.005% (@ 100 mW/1.26V 16 Ohm) Balanced: < 0.006% (@ 360 mW/2.4V 16 Ohm) SNR S-Balanced: > 121dBA (@ 3.8V) Balanced: >120dBA (@ 7.6V)

-Impedancias recomendadas: 16~600 Ohm Max. Input S-Balanced: 3V RMS Balanced: 6V RMS

-Ganancia: -95dB to +18dB adjustable in 114 1dB steps (using volume control)

-Respuesta en frecuencia: < 2Hz – > 200kHz (-3dB)

-Duración de batería en reproducción: > Up to 8 hour

El tratamiento de la señal bluetooth para maximizar la calidad de audio percibida funciona de manera distinta a lo habitual. Existe una separación entre la parte del módulo receptora y la que a posteriori convertirá la señal, a través del chip ESS Sabre. Normalmente se hace en un «todo en uno», el propio SOC es el que recibe y convierte la señal a analógica, pero esto lleva el inconveniente de que los niveles de jitter son mucho más altos, por eso siempre solemos tener la sensación de que la música suena más distorsionada y saturada, en la gran mayoría de productos.

El xCAN utiliza un sistema que se encarga del jitter, o lo que es lo mismo una especie de filtro digital, previo envío de esta señal a la parte de amplificación y conversión a analógico. Con esto se desmarca de una manera muy clara, haciendo que la calidad por bluetooth esté muy por encima de la gran mayoría de aparatos portátiles que he podido probar.

Sonido

Es tarea fácil y rápida el darse cuenta de que estamos ante una amplificación mucho más autoritaria y solvente que la del xDSD, la cual no era para nada débil, con 500mW a 32 Ohm.

Pero ahora es por su salida balanceada de 2,5mm mediante la cual podremos obtener hasta 1000mW, y eso se nota con orejeros.

Es una especie de «más de todo», con un sonido de más cuerpo, mayor sensación analógica, y unos medios que ganan en transparencia y presencia, sea cual sea el auricular conectado. Como una versión «vitaminada» del xDSD.

Está claro que seguiré recomendando el xDSD para aquellos que busquen la última solución de «todo en uno», gracias a su parte de DAC/USB. Pero quizás el xCAN entra más en juego como pareja de los más recurrentes DAP, bien sean los Astell&Kern con su salida de 2,5mm balanceada, o cualquier otro que ofrezca un buen «line out» analógico.

En circunstancias normales siempre optaría por la entrada analógica de cualquier tipo de aparato, pero con el xCAN he disfrutado mucho de su funcionalidad Bluetooth, simplemente porque la calidad es buena y no desmerece demasiado a cuando utilizamos el tradicional cable.

Conectarlo es pan comido, y se empareja rápidamente a nuestro smartphone, portátil o TV. Además soporta la mayor parte de los códecs avanzados, entre los que se incluyen AAC, aptX, aptX LL and SBC, el único que falta es el LDAC, que ya viene con los últimos modelos de móviles de serie.

Con unas cifras de distorsión armónica realmente bajas, (<0,006%) la potencia se muestra a raudales para tratarse de un cacharro que nos coge perfectamente en la palma de la mano. No sólo eso sino que es capaz también de mostrar un nivel de ruido de fondo muy bajo, apto para los iems más sensibles inclusive.

Es más potente que el xDSD, pero también lo es más que el Mojo, así que manteniéndose por debajo de los 400€ es probablemente una de las 2 o 3 opciones top del mercado actual, para aquellos que quieran mover con soltura auriculares orejeros, con los cuales en otro contexto o con otros productos de la competencia no estaría sacando su potencial.

Conclusiones

El xCAN es de los mejores amplificadores portátiles en el panorama actual, con una relación de tamaño/potencia formidable.

iFi consigue sacar pecho con un producto redondo, al que además añade las tecnologías más avanzadas de la marca como el «Cyberdrive» o el XBass II, para convertirse en el mejor compañero de viaje para todo tipo de auriculares, todo ello al alcance de la mano.

*Equipo utilizado para la valoración: Oriveti OH300, Vision Ears VE6 x-Control, Focal Elear, Samsung Galaxy Note 9, Xiaomi mi8, XDuuo XP-2 (line out), Burson Playmate.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...